viernes, 29 de junio de 2012

Introducción

Somos un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de Chile, nuestro objetivo con este blog es dar conocer Villa Frei y sus características principales, así como incentivar el cuidado del parque Ramón Cruz y el aumento de una participación joven en las actividades del sector.

Dejamos a continuación nuestro proyecto de difusión sobre la Villa Frei, esperamos que sea de su agrado y que logre dar información de manera amigable y concreta sobre este pintoresco y pacífico sector de la capital.


Ahora bien, ¿por qué un blog? y más aún, ¿por qué utilizar este método con animaciones e imágenes de conocidos personajes?


Creemos que es el medio que más llega a los jovenes, y en este caso creemos que ellos son los responsables de, primero, cuidar el aspecto del parque Rámon Cruz e incentivar el mantenimiento del mismo, y segundo, generar una mayor vida en comunidad con actividades y otros en el sector de Villa Frei.

La travesía del conejo rojo



Estaba yo en mi humilde morada, investigando como de costumbre para realizar mi nota verde, en este caso una recopilación sobre sitios de interés patrimoniales, fue en ese momento que un enorme cansancio se apoderó de mi y repentinamente todo se tornó negro.




 No logro recordar si estaba soñando o producto del cansancio mi mente comenzó a jugarme trucos, solo sé que lo que vi, nunca lo olvidaré...



Mi mente no debaja de dar vueltas, esta visión chamánica no me dejaba en paz así que comencé a realizar una minuciosa investigación, la cual no tendría muchos frutos para ofrecerme.







¿Qué era esta enigmática villa que el espítritu me mencionó? ¿Por qué la escacez de información social y cultural sobre esta? Y algo aún mas perturbador, ¿Por qué el espíritu era un conejo tenebroso?

A la mañana siguiente de este perturbador evento, tomé mi cámara y salí a develar esta encrucijada del destino, que quitó horas a mi sueño. Era una fría mañana de invierno, y mientras esperaba la micro que me llevaría a destino, las dudas no dejaban de acechar en mi cabeza. Villa Frei, es el momento de conocernos.




Luego de un breve viaje, llegué al famoso parque Ramón Cruz, mi primera impresión fue clara; este lugar parecía una especie de oasis en medio del bullicio de la ciudad.



Este lamentable hecho me provocó un gran pesar: un parque tan bello estaba siendo olvidado y poco respetado a pesar del gran valor que podría tener, además de esto en mi camino encontré una gran cantidad de rayados, basura acumulada en el piso, botellas y cajetillas de cigarro esparcidas en el verde pasto, esto no era posible.





También me fue posible ver un pequeño grupo de jóvenes, que a diferencia de los pequeños que jugaban pacíficamente en el parque, no estaban disfrutando de manera sana.





Esto me llevó a preguntarme el verdadero sentido del parque Ramón Cruz, es en este momento que me encontré con una agradable chica que accedió a explicarme brevemente su visión de este sector.


Con sus palabras en mente seguí recorriendo este sector, realmente este parque parecía ideado para llevar una vida comunitaria en armonía con la naturaleza.
Lamentablemente para mí, uno de los integrantes del grupo anteriormente ilustrados se acercó a mí en la mitad de mi recorrido, claramente sin intenciones de dialogar y con el único fin de expulsarme y así evitar mi humilde cruzada.




Despavorido salí de ahí, la sensación de descuido del parque y el poco respeto por su sentido familiar me hicieron querer salir de este lugar, al que quizá nunca debí haber llegado...
Pero ante mí, una agradable señora yacía plácidamente mientras observaba a un par de pequeños, ¿cómo estaban aquí tan tranquilos? o es que acaso no sentían el abandono y el miedo que yo sentí.


 

Gracias a esto comprendí, estuve al borde de cometer un error y tomar una decisión apresurada, mi misión era investigar y comprender mejor la vida en la Villa Frei, y por lo que comenzaba a vislumbrar, tal y como había sospechado; este lugar realmente estaba pensado para una vida familiar.

Alejeme del parque y comencé a adentrarme en la villa, a medida que avanzaba me rodeaba rápidamente por altos edificios o blocs, estos funcionaban como verdaderas paredes que separaban el interior del ruido de la ciudad, junto con esto la presencia de vegetación era una constante, y lo más importante, había una red de juegos, separados por pocos metros el uno tras el otro. 














 
Mi mente y mis sentidos habían pasado por altos y bajos, pero ahora parecía aclararse todo ante mí, a pesar de esto aún tenía preguntas, las cuales para mí suerte pude responder con una agradable dama que pasaba cerca.

Mi gran curiosidad me permitió obtener mucha información de este sector, para ser claro resumiré estos datos para ustedes:

-En sus inicios la villa fue habitada por personas de un sector medio alto, aunque con el tiempo algunas de las líneas generacionales emigraron, mientras que otras llegaron a poblarlo, generando así heterogeneidad.
- Villa Frei está habitado mayormente por una población adulta / adulta-mayor.
- A pesar de estar formada interiormente para una activa vida comunitaria, actualmente no hay una gran participación.
-La mayor cantidad de desmanes y descuidos presentes en edificaciones y en el parque es llevado a cabo por grupos aislados y externos a la Villa.
-La vida familiar y actividades personales son fomentadas por su distribución, de echo es muy común ver madres con sus hijos y personas de la tercera edad caminando.

Entonces, ¿cómo fomentar y realzar la imagen de este hermético sector?

Probablemente uno de los mejores medios para llevarlo a cabo sea el abrir y dar a conocer este lugar con actividades culturales, para así mantenerla en la memoria colectiva y reafirmar su valor sobre todo social y arquitectónico.
Otro medio importante es aumentar la conciencia, renovar el valor y adaptarlo manteniendo su sentido original a las nuevas generaciones para volver a cultivar su vida comunitaria.



Luego de aprender tanto de la Villa mi mente encontró la paz, esto sumado a la gran tranquilidad que se encuentra a cada hora del día, me llevó a un estado de relajación total, cada partícula de mí sentía la relajación casi como si volara... hasta el momento en que esto se volvió literal y nada pude hacer para evitar esta reacción de jovialidad.

                                                              

El amigo pájaro me contó una gran cantidad de detalles que no manejaba de la villa, sin duda elementos necesarios para terminar una buena investigación, los elementos arquitectónicos e históricos base de la villa. Nuestro plumífero amigo era muy letrado y manejaba una gran cantidad de datos de la villa los cuales por suerte anoté en mi libreta y les dejo a continuación:

  • La villa fue construida entre 1965 y 1968 por los arquitectos Jaime Larraín, Osvaldo Larraín Diego Balmaceda; y se emplaza en lo que antes era llamado "La Chacra de Valparaíso", terreno que estaba destinado a la agricultura.
  • La villa se originó durante el gobierno del presidente Eduardo Frei Montalva, producto de la "cuestión social" donde se buscaba generar proyectos de ayuda, en este caso con respecto a la vivienda.
  • ¿Por qué "villa"? Una villa se caracteriza principalmente por: ser entendida como "una casa de recreo" que se sitúan en un lugar aislado, lo cuál explica su sentido familiar y retirado. Además el concepto nos presenta un núcleo poblacional, que posee ciertos beneficios pero no alcanza a ser considerado como una ciudad.
  • El proyecto inicial data de una villa compuesta por 3699 viviendas (12600 habitantes) en un terreno de 40 hectáreas que incluye 2 hectáreas de espacio público y áreas verdes. 
  • Arquitectónicamente representa un sentido de modernidad para la época, el cuál se puede resumir en 3 puntos: Orden, Interioridad y Permanencia. Junto con esto responde al concepto de una ciudad jardín, lo cuál se evidencia en sus terminaciones suaves y contorneadas y la gran cantidad de vegetación presente.
  • Además de esto responde al “Esquema de Super Manzana”, que consiste en la eliminación del tráfico vehicular mediante la implementación de estacionamientos puntuales alrededor de la villa.

  • Finalmente, la mayor protección viene de parte de directivas u organizaciones internas vecinales, las cuales intentan demostrar su interés junto con el apoyo de la municipalidad que responde regularmente a estas.


Luego de haber aprendido tanto con el sabio amigo pájaro mi misión estaba al borde de cumplirse, mientras mis pasos se alejaban el bullicio de la ciudad volvía a sentirse, pero al mirar mi mapa me llevé una sorpresa, la Villa Frei continuaba fuera de ese cúmulo de blocs, la estructura sufría un cambio notable y los patrones se mantenían escasamente, siendo el único factor común, la presencia constante de pequeñas plazoletas aptas para la vida familiar.





Con satisfacción abandono la villa, con la esperanza de aumentar la conciencia y conocimiento sobre este poblado, y el recuerdo de una nueva aventura en mis registros. 

Así retorno tranquilamente a mi hogar.



Con mi mente aclarada me dispongo a tomar un merecido descanso, y aunque mi mente está más tranquila, siento una inquietante tranquilidad, como si algo aún no tuviera explicación. Probablemente sólo sea un juego de mi mente, o eso espero...




Hasta la próxima nota verde.













31 minutos y sus personajes pertenecen a la productora Aplaplac, propiedad de Pedro Peirano y Álvaro Díaz. No poseemos ningún derecho sobre dichos y sólo intentamos utilizarlos como un medio para difusión cultural.